Fuera malos humos

No hay duda de que el tabaco es malo. Y especialmente para los niños que, sin comerlo ni beberlo ni fumarlo, se tragan el humo de los cigarrillos ajenos y no tan ajenos. La idea no podía ser más sencilla: cuando un adulto fuma, obliga también a fumar a sus hijos. Espero, desde mi humilde labor como creativo, haber contribuido a erradicar los males del tabaquismo. tabNinCartel

Anuncios

Los comentarios están cerrados.