Un anuncio que te pondrá los pelos de punta.

Piel de gallina OK

Sin duda, este el anuncio con el que he obtenido más reconocimiento como creativo tanto en los festivales publicitarios como en el mundillo profesional. Se trataba de la presentación de un nuevo modelo de Jaguar, un verdadero acontecimiento en el elitista mercado de los coches de lujo. Poco se podía decir acerca de su lanzamiento -un Jaguar es fundamentalmente un símbolo de distinción, clase y poder, un producto 100% emocional-, así que decidimos no emplear más palabras que las estrictamente necesarias. La imagen bastaba por sí sola para explicar las reacciones anímicas de los privilegiados compradores de un nuevo modelo de Jaguar. Este anuncio ganó sendos Oros en los festivales de publicidad de San Sebastian, FIAP y Clio, y estuvo a punto de llevarse un León de Oro en Cannes, pero uno de los miembros del Jurado inclinó la balanza hacia el lado del no, y me quedé sin el ansiado galardón. Curiosamente, ese puñetero miembro del Jurado era un creativo de Ogilvy&Mather Holanda, es decir, del mismo grupo publicitario al que pertenecía mi agencia de entonces, Bassat, Ogilvy&Mather.

00000001

Anuncios

Los comentarios están cerrados.